La trinidad y su origen

La santísima trinidad

1000.jpg La enseñanza central de cultos de la cristiandad es la trinidad. De acuerdo con el Credo Atanasiano hay tres divinas Personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo), y se dice que cada una es eterna, cada una es todopoderosa, ninguna es mayor ni menor que la otra, y cada una es Dios, y que, no obstante, juntas son un solo Dios.

Otras filosofías del dogma dan énfasis a que estas tres “Personas” no son entes o seres separados y desiguales, sino que son tres manifestaciones en que existe la esencia divina.

Los adoradores de la trinidad dan doble sentido a su creencia de que Jesucristo es Dios, o de que Jesús y el Espíritu Santo son Jehová Dios el creador de todo lo que existe y fuente de la vida misma. No es una enseñanza bíblica.

(Juan 14:28). . . Oyeron que les dije: Me voy y vengo [otra vez] a ustedes. Si me amaran, se regocijarían de que sigo mi camino al Padre, porque el Padre es mayor que yo.

Jesús no declara ser igual a su padre, dice ser menor, no dice somos iguales por que somos una misma persona.

 Veamos las más altas investigaciones de la historia seglar al respecto.



¿Qué origen tiene la doctrina de la Trinidad?

The New Encyclopædia Britannica dice:

“Ni la palabra Trinidad, ni la doctrina explícita como tal, aparecen en el Nuevo Testamento; tampoco se propusieron Jesús y sus seguidores contradecir el Shema del Viejo Testamento: ‘Oye, oh Israel: El Señor nuestro Dios es un Señor’ (Deu. 6:4). [...] La doctrina se desarrolló gradualmente en el transcurso de varios siglos y en medio de muchas controversias. [...] Pero a fines del siglo IV [...] la doctrina de la Trinidad adquirió básicamente la forma que ha mantenido desde entonces” (1976, Micropædia, tomo X, pág. 126).

 La New Catholic Encyclopædia declara:

“La formulación ‘un solo Dios en tres Personas’ no quedó firmemente establecida, y ciertamente no se asimiló por completo en la vida cristiana ni en su confesión de fe, antes del fin del siglo IV. Pero es precisamente esta formulación la que originalmente reclama el título de el dogmatrinitario. Entre los Padres Apostólicos, no había existido nada que siquiera remotamente se acercara a tal mentalidad o perspectiva” (1967, tomo XIV, pág. 299).

1002.jpg

En The Encyclopædia Americana leemos:

“El cristianismo se derivó del judaísmo y el judaísmo era estrictamente unitario [creía que Dios era una sola persona]. El camino que llevó de Jerusalén a Nicea difícilmente fue recto. El trinitarismo del siglo IV no reflejó con exactitud la enseñanza del cristianismo primitivo respecto a la naturaleza de Dios; manifestó, al contrario, un desvío de esta enseñanza” (1956, tomo XXVII, pág. 294L).

De acuerdo con el Nouveau Dictionnaire Universel:

“La trinidad de Platón, en sí puramente un re arreglo de trinidades más antiguas que se remontan hasta pueblos más primitivos, parece ser la trinidad racional de atributos de índole filosófica que dio origen a las tres hipóstasis o personas divinas respecto de las cuales enseñan las iglesias cristianas. [...] El concepto que tuvo este filósofo griego [Platón, del siglo IV a. de la E.C.] de la divina trinidad [...] puede encontrarse en todas las religiones antiguas [del paganismo]” (París, 1865-1870, edición dirigida por M. Lachâtre, tomo 2, pág. 1467).

 La New Catholic Encyclopædia admite:

 “La mayor parte de los textos del N[uevo] T[estamento] revelan que el espíritu de Dios es algo, no alguien; esto se ve especialmente en el paralelismo entre el espíritu y el poder de Dios” (1967, tomo XIII, pág. 575). También informa: “Los apologistas [escritores griegos cristianos del siglo II] hablaron con demasiado titubeo respecto al Espíritu; con cierta medida de expectación, acaso se podría decir de manera demasiado impersonal” (tomo XIV, pág. 296).

 

Como lo registran los trinitarios, por que estas personas que investigaron estos hechos son Católicos Apostólicos Romanos, ni la palabra “Trinidad” ni una afirmación del dogma trinitario seencuentran en la Biblia.

 

¿Enseña la Biblia que el “Espíritu Santo” sea una persona?

  Es posible que considere que ciertos textos específicos en los que se hace reseña al espíritu santo indiquen que se habla de una persona.

Por ejemplo, se hace referencia al espíritu santo como a un ayudante (pa·rakle·tos, en griego; “Consolador”, FS; “Abogado”, NBE, NC) que ‘enseña’, ‘testifica’, ‘habla’ y ‘oye’.

Juan 14:16  “y Yo rogaré al Padre y os dará otro Paráclito, que estará con vosotros para siempre,

Juan 14:17 “el Espíritu de verdad, que el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce; vosotros le conocéis, porque permanece con vosotros y está en vosotros."

Juan 14:26  “pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, ése os lo enseñará todo y os traerá a la memoria todo lo que Yo os he dicho.”

Juan 15:26  “Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de parte del Padre, él dará testimonio de mí,”

Juan 16:13 “pero cuando viniere aquél, el Espíritu de verdad, os guiará hacia la verdad completa, porque no hablará de sí mismo, sino que hablará lo que oyere y os comunicará las cosas venideras.” (Traducción Nacar-colunga)

 

otros pasajes dicen que ciertas personas fueron ‘llenas’ de espíritu santo, que algunas fueron ‘bautizadas’ con él o ‘ungidas’ con él.

Lucas1:41 “Lo mismo fue oír el saludo de María, que la criatura, diera saltos de placer en su vientre, e Isabel se sintió llena del Espíritu Santo,”

Mat 3:11 “Yo a la verdad os bautizo con agua para moveros a la penitencia; pero el que ha de venir después de mí es más poderoso que yo, y no soy yo digno siquiera de llevarle las sandalias; él es quien ha de bautizaros en el Espíritu Santo y en el fuego.”

Hechos 10:38 “la manera con que Dios ungió con el Espíritu Santo y su virtud a Jesús de Nazaret; el cual ha ido haciendo beneficios por todas partes por donde ha pasado, y ha curado a todos los que estaban bajo la opresión del demonio, porque Dios estaba con él.” (Traducción Torres Amat)

Queda más que claro que estas reseñas al espíritu santo no pertenecen a una persona. Para comprender lo que la Biblia en conjunto enseña, hay que considerar todos estos textos.

¿Cuál es la conclusión razonable? Que los primeros textos citados aquí emplean lenguaje figurado para personificar al espíritu santo de Dios, su fuerza activa, que moviliza y ordena, así como la Biblia también personifica la sabiduría, el pecado, la muerte, el agua y la sangre sin declararlas como personas.

(Éxodo 31:3). . . Y lo llenaré del espíritu de Dios en sabiduría y en entendimiento y en conocimiento y en habilidad para toda clase de artesanía, (Traducción del nuevo mundo)

 (Génesis 4:7). . . Pero si no te diriges a hacer lo bueno, hay pecado agazapado a la entrada, y su deseo vehemente es por ti; y tú, por tu parte, ¿lograrás el dominio sobre él?”.

(Salmo 18:4-5) 4 Las sogas de la muerte me rodearon; avenidas impetuosas de [hombres] que no servían para nada también siguieron aterrorizándome.  5 Las sogas mismas del Seol me cercaron; los lazos de la muerte se presentaron delante de mí.

(Proverbios 21:1) 21 El corazón de un rey es como corrientes de agua en la mano de Jehová. Adondequiera que él se deleita en hacerlo, lo vuelve.

(Génesis 4:10) 10 A lo cual él dijo: “¿Qué has hecho? ¡Escucha! La sangre de tu hermano está clamando a mí desde el suelo.

 

  Las Sagradas Escrituras nos dicen el nombre personal del Padre... Jehová, Iahvé, Yavé  o Yahwé, definitivamente tiene un nombre que es por sobre todo y todos. Nos informan que el Hijo es Jesucristo. Pero en ningún lugar de las Escrituras se aplica un nombre personal al espíritu santo.

 Sal 83:18 (19) para que sepan que sólo tú tienes el nombre de Yahveh, ¡Altísimo sobre toda la tierra!

Sal 83:18  That men may knowH3045 thatH3588 thou,H859 whose nameH8034 aloneH905 isH3068 art the most highH5945 overH5921 allH3605 the earth.H776  (King james versión) JEHOVAH,

Sal 83:19 y reconozcan que tu nombre es Yahvé y que sólo eres el Altísimo sobre toda la tierra. (Nacar – colunga)

 

 Hec. 7:55, 56 informa que a Esteban se le dio una visión del cielo en la que vio “a Jesús de pie a la diestra de Dios”. Pero no se menciona que viera al espíritu santo. (Véanse también Revelación 22:1, 3.)

También en el libro revelación o apocalipsis solo habla del Padre y del hijo no hay un tercero. Veamos como se vierte este concepto en algunas traducciones de las santas escrituras

 

Apocalipsis 7:10  (ó revelación)

 

01*(BL95) y gritaban con voz poderosa:

"¿Quién salva fuera de nuestro Dios, que se sienta en el trono, y del Cordero?"

 

02*(DHH)  Todos gritaban con fuerte voz:

"¡La salvación se debe a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero!"

 

03*(EUNSA) que gritaban con fuerte voz: -¡La salvación viene de nuestro Dios, que se sienta sobre el trono, y del Cordero!

 

04*(JER) Y gritan con fuerte voz: «La salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero.»

 

05*(KJV+)  AndG2532 criedG2896 with a loudG3173 voice, G5456 saying, G3004 SalvationG4991 to ourG2257 GodG2316 which sittethG2521 uponG1909 theG3588 throne, G2362 andG2532 unto theG3588G721 Lamb.

 

06*(Versión Jünemann) Y claman con voz grande, diciendo: «La salud a nuestro Dios, al sentado en el trono, y al Cordero».

 

07*(LBLA)  Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

 

08*(N-C) Clamaban con grande voz, diciendo: Salud a nuestro Dios, al que está sentado en el trono, y al Cordero.

 

09*(NBLH)  Clamaban a gran voz: "La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero."

 

10*(PDT) Gritaban: "¡La salvación viene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!"

 

11*(RV1865) Y clamaban a alta voz, diciendo: La salvación a nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero.

 

12*(RV2000) y clamaban a alta voz, diciendo: Salvación al que está sentado sobre el trono de nuestro Dios, y al Cordero.

 

13*(RV60)  y clamaban a gran voz,  diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono,  y al Cordero.

 

14*(RV95)  Clamaban a gran voz,  diciendo: 

 "¡La salvación pertenece a nuestro Dios,[9] 

 que está sentado en el trono, 

 y al Cordero!"

 

15*(RVA) Aclaman a gran voz diciendo: "¡La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero!"

 

16(SRV)  Y clamaban en alta voz, diciendo: Salvación á nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero.

 

17*0(SSE)  y clamaban a alta voz, diciendo: Salvación al que está sentado sobre el trono de nuestro Dios, y al Cordero.

 

01* (BL95) –     Biblia latinoamericana 1995

02*DDH-          La santa Biblia Dios habla hoy

03*UENSA-      La sagrada Biblia_ Ediciones UENSA

04*Jer-            Jerusalén 1976

05*KJV-           King james versión

06   -----            Versión  Jünemann

07*LBLA-        La biblia de las Américas

08*N-C  -         Nacar Colunga

09*NBLH-       Nueva Biblia de los hispanos

10*PDT-          Palabra de Dios para todos

11*RV 1865-    Reina -  Valera 1865

12*RV 2000-    Reina -  Valera 2000

13*RV 60-        La santa Biblia Reina -  Valera 1960

14*RV95-         La santa Biblia Reina – Velera 1995

15*RVA-          Reina – Valera 1989

16*SRV-          1909 spanish Reina – Valera

17*SSE-          Spanish Sagradas Escrituras

 

 

¿Concuerda la Biblia con los que enseñan que el Padre y el Hijo no son seres separados y distintos?

   Ma. 26:39, VV (1977): “Adelantándose un poco, se postró [Jesucristo] rostro en tierra, orando y diciendo: Padre mío, si es posible pase de mí esta copa; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como tú.” (Si el Padre y el Hijo no fueran individuos distintos, dicha oración habría carecido de significado. Jesús hubiera estado orándose a sí mismo, y necesariamente la voluntad de él habría sido la voluntad de su Padre.)

  Juan 8:17, 18, VV (1977): “[Jesús contestó a los fariseos judíos:] En vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da también testimonio de mí.” (Por eso, Jesús definitivamente se refirió a sí mismo como un ser separado y distinto del Padre.)

 

¿Enseña la Biblia que todos los que supuestamente son parte de la Trinidad sean eternos, que no hayan tenido principio?

  Col. 1:15, 16, VV (1977): “El cual [Jesucristo] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra.”

 

¿En qué sentido es Jesucristo “el primogénito de toda creación”?

 

    Rev. 1:1; 3:14, VV (1977):

 “Revelación de Jesucristo, que Dios le dio [...] ‘Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: Esto dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio [griego: ar·khe′] de la creación de Dios.’” (VM, NC, NBE, NM y otras vierten esto de manera parecida.)

 

¿Es correcto verterlo así? Hay quienes adoptan el parecer de que lo que el texto quiere decir es que el Hijo fue ‘el que principió la creación de Dios’, que él fue su ‘fuente original’. Pero el Greek-English Lexicon de Liddell y Scott (Oxford, 1968, página 252) da “principio” como el primer significado de la palabra ar·khe.

 

La conclusión lógica es que aquel cuyas palabras se citan en Revelación 3:14 es una creación —el primero de lo que ha sido creación de Dios— que tuvo principio.

Compárese con Proverbios 8:22, donde —y en esto concuerdan muchos comentaristas de la Biblia— se representa al Hijo como la sabiduría personificada. De acuerdo con EMN, EH y BJ,fue’ creado’. se dice que el que allí habla

 

Bueno, veamos nuevamente como se vierte este texto donde señala  que Jesús es una creación del Dios.

 

Apocalipsis 3:14 (ó revelación)

 

(BL95) Escribe al ángel de la Iglesia de Laodicea: Así habla el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios:

 

(DHH)  "Escribe también al ángel de la iglesia de Laodicea: 'Esto dice el Amén, [6] el testigo fiel y verdadero, el origen de todo lo que Dios creó:

 

(EUNSA) Al ángel de la iglesia de Laodicea escríbele: "Esto dice el Amén, el testigo fiel y veraz, el principio de la creación de Dios:

 

(JER) Al Ángel de la Iglesia de Laodicea escribe: Así habla el Amén, el Testigo fiel y veraz, el Principio de la creación de Dios.

 

(KJV+)  AndG2532 unto theG3588 angelG32 of theG3588 churchG1577 of the LaodiceansG2994G1125 These thingsG3592 saithG3004 theG3588 Amen,G281 theG3588 faithfulG4103 andG2532G228 witness,G3144 theG3588 beginningG746 of theG3588 creationG2937 of God;G2316 write; true

 

(Versión Jünemann) Y al ángel de la de Laodicea iglesia escribe: «Esto dice el Amén, el testigo el fiel y verdadero, el principio de la criatura de Dios:

 

(LBLA)  Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: "El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:

 

(N-C) Al ángel de la Iglesia de Laodicea escribe: Esto dice el Amén, el testigo fiel y veraz, el principio de la creación de Dios.

 

(NBLH)  "Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: 'El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:

 

(PDT) "Escribe esto al ángel de la iglesia de Laodicea: 'Esto dice el Amén, el testigo fiel y verdadero que dio inicio a todo lo que Dios creó:

 

(RV1865) Y escribe al ángel de la iglesia de los Laodicenses: Estas cosas dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios:

 

(RV2000) Y escribe al ángel de la Iglesia de los laodicenses: He aquí, el que dice Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios;

 

(RV60)  Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén,  el testigo fiel y verdadero,  el principio de la creación de Dios,  dice esto:

 

(RV95)  "Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: ""El Amén,  el testigo fiel  y verdadero,  el Principio de la creación de Dios, dice esto: 

 

(RVA) "Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: El Amén, el testigo fiel y verdadero, el origen de la creación de Dios, dice estas cosas:

 

(SRV)  Y escribe al ángel de la iglesia en LAODICEA: He aquí dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios:

 

(SSE)  Y escribe al ángel de la Iglesia de los laodicenses: He aquí, el que dice Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios;

 

(T.N.M.)”Y al ángel de la congregación que está en Laodicea escribe: Estas son las cosas que dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación por Dios:

 

Que el Dios vivo y verdadero ilumine vuestros corazones para que sepan identificar la verdad entre la mentira que domina y gobierna el mundo.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: