“borracha con la sangre de los santos”

Publicado en por babilonialagrandehacaido.over-blog.es

1003.jpgUna característica distintiva más de Babilonia la Grande es su borrachera, pues se dice que está “borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús”. (Rev 17:4, 6; 18:24; 19:1, 2.) De modo que es la correspondencia espiritual de la antigua ciudad de Babilonia, y manifiesta hacia el verdadero pueblo de Dios la misma enemistad que aquella. Es significativo el que Jesús hiciera recaer sobre los líderes religiosos la responsabilidad de “toda la sangre justa vertida sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías”. Aunque esas palabras se dirigieron a líderes religiosos del mismo grupo étnico que Jesús, la nación judía, y aunque fueron ellos quienes por algún tiempo persiguieron de manera particularmente intensa a los discípulos de Jesús, la historia muestra que luego la oposición al verdadero cristianismo procedió de otras fuentes (siendo los mismos judíos también víctimas de esta persecución). (Mt 23:29-35.)
En la Biblia se representa a la simbólica “Babilonia la Grande” como una ramera borracha que tiene en su mano una copa de oro “llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación”. Se ha emborrachado a los habitantes de la tierra con “el vino de su fornicación”. Ella misma está “borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús”. Su libertinaje resultará en su destrucción eterna. (Rev 17:1-6, 16; 14:8; 18:8;)
bagsta.jpegNote ahora lo que la ramera tiene en la mano. Juan debe haber contenido el aliento al verlo... ¡una copa de oro “llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación”! Esta es la copa que contiene el “vino de la cólera de su fornicación”, con el cual ha emborrachado a todas las naciones. (Revelación 14:8; 17:4.) Por fuera parece espléndida, pero su contenido es repugnante, inmundo. (Compárese con Mateo 23:25, 26.) Contiene todas las prácticas y mentiras asquerosas que la gran ramera ha usado para seducir a las naciones y someterlas a su influencia. sus tratados, allianzas, y convenios es su fornicacion, Más repugnante aún es que Juan ve que la ramera misma está embriagada, ¡borracha con la sangre de los siervos de Dios! De hecho, más tarde leemos que “en ella se halló la sangre de profetas y de santos y de todos los que han sido degollados en la tierra”. (Revelación 18:24.) ¡Qué terrible culpa por sangre derramada!
Por siglos el imperio mundial de la religión falsa ha derramado mares de sangre. Por ejemplo, en el Japón medieval los templos de Kyoto fueron transformados en fortalezas, y monjes guerreros, invocando “el santo nombre de Buda”, combatieron unos con otros hasta que por las calles corrían ríos de sangre. En el siglo XX, los clérigos de la cristiandad marcharon con los ejércitos de sus países respectivos, y estos se degollaron unos a otros, con la pérdida de por lo menos cien millones de vidas. En octubre de 1987 el ex presidente estadounidense Nixon dijo: “El siglo XX ha sido el más sangriento de la historia. Más gente ha muerto en las guerras de este siglo que en todas las guerras de antes”. Dios pronuncia su juicio contra las religiones del mundo por la participación que han tenido en todo esto; Dios detesta “manos que derraman sangre inocente”. (Proverbios 6:16, 17.) 350px-Tyndale-martyrdom.pngAntes, Juan oyó un clamor proveniente del altar: “¿Hasta cuándo, Señor Soberano santo y verdadero, te abstienes de juzgar y de vengar nuestra sangre en los que moran en la tierra?”. (Revelación 6:10.) Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la Tierra, estará profundamente implicada cuando llegue el tiempo de dar contestación a esa pregunta.
Todos los factores supracitados son significativos y deben tomarse en consideración a fin de llegar a la conclusión correcta respecto a la verdadera identidad de la simbólica Babilonia la Grande y lo que representa.otros ejemplos se mostrara en otros articulos, mientras tantos sigamos este consejo de la Biblia:
“Sálganse de entre ellos, y sepárense [...] y dejen de tocar la cosa inmunda”. (2 Corintios 6:14-18.)




Etiquetado en ALIMENTO

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post